Con estos enigmáticos mensajes a través de Twitter, Movistar nos anuncia, hace apenas un rato, los nuevos planes para cambiar nuestros “viejos” iPhones, por los flamantes iPhones 4.

Con la excusa de la personalización, de la fidelidad y de la confianza de los usuarios, nos amenazan con tenernos en vilo y hasta pensarnos si seguir con ellos o hacer una portabilidad con Orange o Vodafone en cuanto estos tengan también disponible el nuevo terminal de Apple.

Hombre, y digo yo, que hay que tener poca vergüenza para acordarse ahora de la confianzata, y tal y cual, como si nos hubiesen tratado como a reyes durante todos estos años, porque no han sido pocos los usuarios (entre los que me incluyo) satisfechos del todo con sus servicios.

Así­ que, ahora que asoman las orejitas del lobo, ahora es cuando tengo que acordarme de dorar la pí­ldora a todos aquellos sufridores con posibilidades de salir despavoridos a otra compañí­a.

Uhmm, veremos a ver el lunes con qué nos sorprenden. Igual hasta tenemos que firmar otro nuevo contrato de sumisión con unas ventajosas sospresas. Hasta que no lo vea, no me lo creo. Yo, personalmente, sigo apostando por la portabilidad.

Gracias a Fermí­n por el aviso…