Para quien todaví­a no conozca a los Angry Birds, el popular juego del que hace poco hablamos, el objetivo del juego es “derrumbar” estructuras para aplastar a unos cerdos verdes, lanzando pájaros y jugando con el motor de fí­sicas del juego. Sé que parece algo absurdo, pero el juego es el que más me ha enganchado de todos los que tengo en el iPhone.

Rovio, que así­ se llama la empresa detrás de este tí­tulo, también dispone de otros muy buenos, tales como Cut The Rope, pero nosotros ya estamos esperando a la secuela de Angry Birds, para la cual dicen que veremos la historia desde el punto de vista de los cerdos