Mac Os X Yosemite

Mac OS X Yosemite

Una de las novedades presentadas en el pasado WWDC 2014 ha sido la nueva versión de Mac OS, por supuesto nos estamos refiriendo a Mac Os X Yosemite. Esta nueva versión incorpora numerosas nuevas características como nuevas funciones para spotlight, la aparición finalmente de la integración de iDrive con los servicios de escritorio, nuevas funcionalidades para intercambiar archivos pesados entre equipos de escritorio y dispositivos IOS con MailDrop (siempre y cuando dispongamos de una cuenta de correo con Apple), llamadas y mensajes desde el Mac Os, así como una nueva y evolucionada interface gráfica más sobria y parecida a IOS 7.

Debemos recordar que esta nueva versión sustituirá a Mavericks que fue lanzada justamente hace un año en la WWDC 2013. En cuanto a los requisitos mínimos para instalar Mac OS X Yosemite son exactamente los mismos que teníamos en Mountain Lion y en Mavericks por lo que, si ya tenías uno de estos sistemas operativos, no deberías de tener ningún problema para actualizarte. Si quieres consultar los requisitos mínimos o saber si tu Mac puede ejecutar Mac OS X Yosemite puedes consultar los requerimientos del sistema publicados por Apple.

En lo referente al nuevo sistema operativo sólo el tiempo puede decirnos si el camino a seguir es mantener una consonancia con IOS o si por el contrario los sistemas de escritorio deberían ser diferentes. El caso es que las cartas sobre la evolución de Mac OS X están sobre la mesa y a estas alturas muchos de los que trabajamos a diario con equipos Apple nos preguntamos qué nuevas sorpresas esconderá Apple tras la manga.

Sin embargo no es oro todo lo que reluce. Seguramente más de un usuario feliz con Mountain Lion, entre los que me incluyo, actualizó a Maverick de forma gratuita y, de repente, su equipo comenzó a ir más lento a pesar de cumplir sobradamente los requisitos mínimos. Este es un hecho constatado y realmente me pregunto si son suficientes las mejoras anunciadas en Mac Os X Yosemite para enfrentarse a una merma casi asegurada en rendimiento.

Puestos a pensar mal podríamos decir que Apple nos regala un magnífico sistema operativo con unas nuevas funcionalidades que a buen seguro provocará la obsolescencia prematura de tu equipo. Y aún podemos ir más allá, podemos pensar que Apple perjudica deliberadamente el rendimiento del sistema en aquellos equipos anteriores a una fecha.

Pero esto sólo son suposiciones. Juzga tu mismo 😉